La Copa de otoño, organizada por el club de basquetbol, Tylop, tuvo una grandiosa jornada de cierre el jueves recién pasado, en dependencias del Polideportivo. La final se jugó entre el club organizador y el histórico club Español, quienes hace un par de meses ya vienen trabajando con una directiva nueva, quienes luego de varios años inactivos, han logrado reactivar el club, y ya vieron algunos frutos, viendo como el equipo adulto luchó hasta el último segundo, para buscar la copa de primer lugar; lamentablemente para la pretensiones de Español, el equipo de Taylop, logró hacer ajustes en el último minuto, quienes con una marca personal de cancha completa lograron poner nerviosos al experimentado quinteto amarillo, quienes no pudieron manejar la presión y perdieron por 62 a 60, con un infartante último minuto de juego.

El tercer lugar, lo disputaron dos combinados locales, que representan el re-cambio del baloncesto local, por una parte el quinteto de Español, dirigidos por la profesora Camila Eugenin, y por la vereda del frente el liceo PHP de Panguipulli, dirigidos por su profesor Cristian Pinilla. El naciente equipo juvenil de Español no logró imponerse a su símil del PHP, sin embargo aún hay satisfacción en el grupo, ya que llevan entrenando recién dos meses bajo el alero de la entrenadora nivel II nacional, quien arribó de la isla grande de Chiloé, para hacerse cargo del trabajo de formación junto al club español, y confían en un trabajo a mediano y largo plazo, junto a este grupo juvenil.

La Corporación de Deportes, se mostró muy contenta con esta iniciativa, pudo apoyar con la premiación del evento y otros asuntos menores, y felicitó al equipo organizador por tomar este tipo de iniciativas, que muestran el entusiasmo que genera el baloncesto en la comunidad de Panguipulli. Tanto es así que ya para esta final hubo un muy buen marco de público apoyando a ambos equipos. Esto es un claro aliciente para continuar fomentando el baloncesto en Panguipulli.